Estudiantes de pedagogía en Historia y Ciencias Sociales participan del XV Seminario de Didáctica en Universidad Católica de Valparaíso

Con una exitosa presentación, estudiantes de la Universidad de Santiago compartieron sus experiencias derivadas de la formación en alternancia, destacando dentro del panel de expositores compuesto por académicos e investigadores del área de la educación.

 foto seminariochica

Javiera Vásquez Solís de Ovando y Benjamín Cofré Lagos, estudiantes de cuarto año de la carrera de Pedagogía en Historia y Ciencias Sociales de la Universidad de Santiago de Chile participaron como exponentes del décimo quinto Seminario de Didáctica: ¿Educación histórica y geográfica para la formación de ciudadanos democráticos?, realizado en el mes de junio en la Universidad Católica de Valparaíso.

El seminario tuvo por objetivo generar una instancia de discusión y propuestas didácticas en base a desafíos, necesidades y problemáticas a las cuales se ven enfrentados los profesores para producir procesos de enseñanza y aprendizaje de la historia en el aula.

Los estudiantes, junto al Doctor en Educación en Didáctica de las Ciencias Sociales; Jesús Marolla Gajardo, desarrollaron la ponencia Prácticos reflexivos para transformar la educación: experiencias de la formación en alternancia de la USACH, que emerge a partir de la formación en alternancia que vivencian los alumnos de pedagogía en Historia y Ciencias Sociales, cuyo foco se centra en dotarlos  de competencias y herramientas, con el propósito que puedan analizar y reflexionar acerca del contexto en el que se desempeñarán como profesores.

La instancia permitió a los estudiantes presentar su primera ponencia, siendo los únicos expositores universitarios externos a la institución organizadora del encuentro, “fue una experiencia muy enriquecedora y demasiado gratificante que nos abrió las puertas para seguir trabajando. Ahora creemos más en nosotros”, comentó Vásquez.

Asimismo Cofré agregó “estábamos súper contentos, no esperaba que hicieran tantas preguntas. A la gente les llamó mucho la atención que jóvenes de cuarto año estuvieran hablando de la práctica en alternancia y experiencia en aula”.

Didáctica en formación en alternancia

unnamed

La ponencia relata dos experiencias que dan cuenta de didácticas de aprendizaje, los problemas presentados en su implementación y los mecanismos adaptados para  favorecer la formación de prácticos reflexivos.

Una de ellas fue desarrollada por Javiera Vásquez Solís de Ovando, quien trabajó el rol de género en la unidad de feudalismo de un séptimo básico, en base a la problemática del curso que consistía en la baja participación de las mujeres durante el desarrollo de las clases, “utilicé imágenes, videos y fuentes de distintos posicionamientos acerca de lo que significa rol y género. Luego de los ejercicios, hubo un empoderamiento de parte de las niñas, comentarios y críticas al sistema que estábamos viendo y un cierto rechazo a esta idea de las obligaciones asignadas al sexo. Finalmente se empoderaron y concluyeron que tanto hombres y mujeres, somos iguales”.

La otra experiencia fue implementada por Benjamín Cofré Lagos, mediante la temática de migración abordada en la unidad de Independencia de Chile de un octavo básico, cuya matrícula de alumnos se constituye principalmente de niños inmigrantes, “hice una adaptación curricular y en vez de estudiar la independencia de Chile, analizamos la independencia latinoamericana, donde los niños extranjeros pudieron ser guías de grupo y relatar  a los demás su historia. Realizaron unos afiches, cuya integración permitió que se pudieran  entender como iguales”.

En relación a la importancia de la didáctica en los resultados de aprendizaje, Vásquez aseveró  “es la manera en que transmuta el conocimiento sabio a la enseñanza en la sala de clases para lograr que el niño entienda y empatice  con lo que está aprendiendo. Es súper importante que la didáctica vaya acompañada del posicionamiento ideológico del profesor, promoviendo a que el rol del estudiante no sea tradicional. Como profesores tenemos que aprender a posicionarnos tanto en la historia como en la pedagogía, donde ambos espacios mantengan coherencia”

Por su parte Cofré señaló “junto a la didáctica, el proceso de autoaprendizaje es súper importante, además de la reflexión acerca de nuestra propia práctica, donde el profesor debe ser capaz de analizar su clase y diagnosticar los aciertos y dificultades. Durante nuestro paso por la universidad adquirimos un lenguaje académico complejo y la didáctica contribuye a transmitir ese conocimiento con la ayuda de metodologías de aprendizaje, para que pueda ser comprendido en la sala de clases”.

La ponencia será publicada en Andamio, revista de Didáctica de la Historia del Instituto de Historia de la Universidad Católica de Valparaíso.