Profesores de la Red Interinstitucional de Mentorías se capacitan mediante la metodología CLEHES

14 docentes de la Red Interinstitucional de Mentorías, conformada por quince establecimientos de la región Metropolitana, participaron de la primera Escuela de Invierno realizada del 10 al 14 de julio.

Como parte del proyecto institucional “Plan de Fortalecimiento de la formación inicial y continua de los profesores egresados de la Universidad de Santiago de Chile: una propuesta para la calidad y la equidad, en el marco de las necesidades de la educación chilena”, a partir de diciembre del 2016 se comienza a desarrollar, la Red Interinstitucional de Mentorías, que busca la institucionalización de una red de los centros educativos para la inserción e inducción del profesorado.

La Escuela de Invierno, surge de la necesidad de generar la formación continua de los profesores, además de una instancia para fortalecer los vínculos entre la Universidad de Santiago y los establecimientos escolares, enfocando su desarrollo en las dimensiones del trabajo pedagógico, como el Clima en el Aula y la Convivencia Escolar. Siendo ambos, aspectos significativos en el aprendizaje escolar y en el bienestar profesional de los docentes.

Metodología CLEHES y aprendizaje activo

El curso – taller “Convivencia, clima de aula, gestión de conflictos escolares y aprendizaje activo”, dictado por las profesoras María Soledad Saavedra y Silvia Tecpan, pretendía que los profesores asistentes adquirieran herramientas comunicacionales y de autoconocimiento, para favorecer la gestión de la convivencia y clima de aula escolar considerando el autocuidado docente, además de distinguir las características, usos y beneficios de emplear metodologías de aprendizaje activo, las cuales apuntan a desarrollar habilidades como el trabajo colaborativo, solución de problemas, pensamiento crítico, entre otras.

“Estas metodologías de aprendizaje activo son súper importantes porque las realidades educacionales son distintas a las que se vivían antes. Los estudiantes son cada vez más inquietos y participativos. A través de estas estrategias de metodologías activas, se les da el espacio para que tengan una participación más dinámica en su aprendizaje y por tanto, una mayor implicancia”, comentó Silvia Tecpan.

Experiencia Docente

El taller incentivó la interacción de los docentes mediante una metodología participativa, dinámica y lúdica  donde se les invitaba a crear nuevas formas de comunicación y de relación a partir de su experiencia personal. Además de atender las experiencias de los profesores y las demandas que el Estado imprime a su gestión, tanto en el aula como en los establecimientos escolares, proporcionando herramientas concretas para colaborar con la atenuación, resolución y manejo de conflictos considerando los contextos particulares en que los profesores se desenvuelven.

Al término de la jornada, los asistentes agradecieron la oportunidad de participar en la Escuela de Invierno, identificándola como un espacio que contribuye a visibilizarse frente a sus pares para reconocer experiencias, tanto pedagógicas como humanas y que fomenta la intención de transformar los esquemas educacionales actuales, incorporando la metodología CLEHES y el aprendizaje activo.

Por su parte, Fabián Valdebenito, orientador del Colegio San Lucas de la comuna de Lo Espejo destacó la metodología aplicada en las sesiones, “el curso ha sido muy innovador y nos muestra la manera en la que hoy en día se está viendo la educación, cuyo centro es el aprendizaje y el estudiante. Actualmente las emociones dentro del trabajo, se están considerando mucho más, no sólo de parte del profesor, sino que también del equipo de gestión y del área social de los establecimientos”

La actividad contó con las palabras de clausura de la Directora de la Unidad de Innovación Educativa de la Universidad de Santiago; Lucía Valencia Castañeda y Marcela Casanova, miembro del equipo del proyecto institucional.