Docentes del Departamento de Ingeniería Química participan en taller basado en metodología de University College

Durante los días 5 y 6 de julio, el Área de Desarrollo de la Docencia de la Unidad de Innovación Educativa, desarrolló la actividad de acompañamiento para el departamento de Ingeniería Química en el contexto del proceso de autoevaluación de sus carreras.

La actividad estuvo presidida por el profesor Robert Pardo, director del Centro de Aprendizaje de la Universidad Adolfo Ibáñez, la cual consistió en la facilitación de un taller de análisis y rediseño del programa de asignatura, basado en la metodología implementada por el University College London para la incorporación de estrategias activas tanto de manera presencial como online.

El modelo basado en  investigaciones realizadas por el Joint Information Systems Committee (JISC) y el UCL Institute of Education, consiste en diseñar o reformular asignaturas en un taller de 90 minutos, utilizando materiales gráficos como recursos, para apoyar las decisiones de diseño de la asignatura. Además de secuencias de trabajo que permiten obtener óptimos resultados centrados en los aprendizajes de los estudiantes.

“Estamos muy contentos de poder realizar esta actividad interinstitucional, entre la Universidad de Santiago y  la Universidad Adolfo Ibáñez, en el marco de los intercambios de conocimiento y experiencia que realizamos las instituciones pertenecientes a la Red de Centros de Apoyo a la Docencia, RedCad. La docencia universitaria enfrenta grandes desafíos, por ello es necesaria la colaboración entre todas las instituciones que quieren asegurar aprendizajes de calidad para sus estudiantes”, señaló Robert Pardo.

El taller, permitió a los docentes participantes desarrollar una conversación estructurada en base al uso de material concreto, donde analizaron de manera colaborativa una misma asignatura respecto a su objetivo, evaluando las actividades a partir de los verdaderos propósitos formativos de la asignatura.

Alicia Pérez, coordinadora del Área de Desarrollo de la Docencia, señaló la importancia de la iniciativa como espacio de interacción con especialistas externos, “abrió la posibilidad de compartir con expertos externos a nuestra universidad, lo que nos permite profundizar en una cultura de la colaboración, que es mucho más beneficiosa a nivel creativo y productivo”. Además de destacar el trabajo docente, “el taller nos permitió observar y comprobar el trabajo con material concreto, que tuvo importantes resultados para efectos de situar el análisis de los docentes y fundamentar la toma de sus decisiones pedagógicas. Los participantes se mostraron muy satisfechos de la actividad”.