Última sesión del segundo ciclo de Workshop se centró en la calificación

El pasado 11 de julio se desarrolló la última sesión del segundo ciclo de workshop en Docencia Universitaria: Evaluación para la mejora, iniciativa que busca promover espacios que permitan a los docentes compartir experiencias y reflexionar sobre sus propias prácticas, así como también acceder al conocimiento de estrategias que potencien el desarrollo de aprendizaje activo en los estudiantes, desde la perspectiva de la evaluación.

La quinta sesión denominada “La calificación como parte del proceso educativo ¿refleja la nota lo que saben nuestros estudiantes?”, dictada por Víctor Araya, centró sus objetivos en el análisis de las implicancias de la evaluación sumativa en términos éticos, para validar la certificación de los aprendizajes.

Durante la jornada, los asistentes evaluaron análisis de casos y experiencias vivenciales, a través de las cuales, se evidenció la importancia de la definición de criterios de evaluación y la relevancia de comunicarlos a los estudiantes previo a las evaluaciones.

Para experimentar y posteriormente analizar la evaluación sumativa, los profesores participaron de una actividad de dibujo. De forma individual y guiados por las instrucciones del relator, debían construir paso a paso la figura de un gato, sin obtener mayores especificaciones en cuanto a los criterios de valoración. Posteriormente y conformados en equipos, sometieron sus creaciones a una evaluación sumativa, la cual levantó el debate dentro de los asistentes demostrando la relevancia en cuanto a la definición de los criterios, al momento de la evaluación.

Elizabeth Llanos, docente de la Facultad de Ingeniería en Informática, destacó la contribución de nuevas herramientas durante la sesión, para definir el ejercicio de evaluación para sus estudiantes “llegan grupos súper disímiles en la carrera y se encuentran reunidos bajo la misma estructura de evaluación, sin embargo tienen niveles de conocimientos diferentes y llegado el momento, cuesta mucho encontrar un criterio común para evaluarlos a todos. En la sesión aprendí que no se puede definir un instrumento único para corregir y que es importante definir bien una rúbrica además de los tiempos”